Saltar al contenido →

carvallo: educación, exclusión y racismo

poco antes del debate sobre los exámenes a los docentes, constantino carvallo (director de los reyes rojos y miembro del consejo nacional de educación), dio una entrevista al diario el comercio sobre la educación peruana.

¿Qué rol cumple la escuela en esto? ¿Qué clase de ciudadanos se está formando?
La escuela en el Perú es muy violenta. Por un lado, imparte un conocimiento vertical que los alumnos deben repetir sin cuestionar nada; pero además hay mucho maltrato físico y psicológico. El maltrato psicológico es estructural y se refleja en las evaluaciones que sirven para humillar a los alumnos.

¿Por qué para humillar?
Porque les enseñan mal, les ponen notas muy malas y les crean así un sentimiento de abandono y desesperanza frente al aprendizaje.

¿Qué pasa con este alumno luego de once años de no enseñarle a pensar, de tratarlo violentamente? ¿Cómo sale al mundo?
Un chico con más de diez años en la escuela para obedecer a regañadientes y para cumplir tareas que no entiende, crece con miedo a los maestros, a la autoridad.

Y probablemente con ningún apego a la democracia
No solo no la valoran porque no la han vivido, sino que se han sentido maltratados por el sistema. El Estado, representado por la escuela, no ha sido generoso, ni noble. Ha sido abusivo y esto genera un fastidio que sumado a otros factores convierten la escuela pública en una fábrica de rencores.

Ese rencor se aviva porque además se confían en que la escuela los va a sacar de la pobreza…
Lo cual no es cierto. En el Perú, la educación no es más un factor decisivo de movilidad social. El último y peor alumno repitente de un colegio de clase A va a tener más y mejores oportunidades laborales que el mejor y más destacado alumno del colegio de la Tablada de Lurín.

De acuerdo con lo que señalas, la escuela es más bien un vehículo de condena social
Noam Chomsky dice que las escuelas sirven para mantener a raya a la plebe. En alguna época se ponía en las casa letreros que decían: «Se necesita empleada sin colegio». Eso es lo que hace el país, quiere ciudadanos sin colegio, sin educación, como si así fuera más fácil gobernar o controlar a la gente.

Ver entrevista completa

en medio del consenso sobre la evaluación a los profesores escolares, es importante reflexionar sobre el objetivo de la escuela, sobre la educación que queremos. en general, el debate sobre la evaluación (que se estará dando, con menores o mayores problemas, el día de hoy) se ha centrado en los conocimientos que los profesores tienen, pero no en la base de todo: las relaciones que se construyen en las aulas. es claro, que mientras se mantenga la exclusión, la discriminación y la violencia al interior de las cuatro paredes de un salón escolar en el perú, será muy difícil que podamos seguir pensando al perú como un país viable. dos imágenes, citadas por carvallo, aparecen: el colegio de paco yunque, atormentado por humberto grieve, y el colegio leoncio prado de la ciudad y los perros.

de todo se ha ido diciendo en estos días (en los que, más para la tribuna y para el papel que para la acción concreta, se ha adoptado el proyecto educativo nacional, elaborado por el cne, como política de estado): profesores brutos, malos, mediocres, etc. mientras tanto, se mantiene una estructura educativa, donde el que tiene la posibilidad de acceder a la educación privada de élite, va a mantener su estatus social, frente al que está abandonado a la educación pública. como señalara luis pásara, ahora la distinción de clase no se da por el apellido, sino por el colegio de procedencia. antes era más importante preguntar «¿y cómo se llama tu mamá? ¿cómo se apellidan tus padres?». ahora se pregunta «¿y en qué colegio estudiaste?». conforme los grupos subalternos accedieron a la educación pública (y luego a la privada), las viejas estructuras se reprodujeron en los sistemas de enseñanza.

como si no aprendiéramos nada. el informe de la comisión de la verdad señaló justamente que la escuela fue el campo de cultivo de sendero luminoso. tanta frustración y violencia acumulada y aprendida al servicio de una ideología sanguinaria. luego nos sorprendemos que años después, en andahuaylas, los reservistas bajo las órdenes de antauro humala fueran tan jóvenes.

el examen de hoy no resolverá nada y abrirá más bien un enfrentamiento (para la prensa, sobre todo), entre el gobierno y el sutep. y ni uno ha hablado sobre la educación.

mientras tanto, postergamos una vez más, la oportunidad de construir un país más justo y solidario.

perútags:

Publicado en General

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *