Saltar al contenido →

This is Halloween


La canción definitiva en la víspera de todos los santos: This is Halloween por Danny Elfman, para la película Nightmare before christmas, de Tim Burton. El impacto del soundtrack y la animación en stop-motion ha contribuido harto a toda la actual parafernalia emo.

Más dentro del salpicón del viernes:

* La idea del juego DrugLord me saca de vueltas. Es un juego para iPhone (porque además hace uso del GPS incorporado) donde simulas estar dentro de una mafia de las drogas y donde los otros jugadores son reales y puedes interactuar con ellos (y por ende ubicarlos) justamente a través del GPS. Algo así como que el Second Life se saliera de la red e invadiera nuestro «mundo real». Las futuras aplicaciones y las implicancias (¿qué será entonces un Role Playing?) son abrumadoras e interesantes para seguir.

* Del «nosotros no somos sin ellos afuera» a la «reforma del sistema privado». Los empresarios entendieron que eso de jugar con temas como la inclusión social ya fue. Se trata ahora de preocuparse por las cosas que realmente les interesa y que el estado se encargue de la inclusión y la responsabilidad social. Eso se podría interpretar al ver cómo cambiaron los temas de la mesas. Un CADE de empresarios para empresarios.

* Guerra en el gabinete (exageración del viernes 31). Como si fuera poco para el Premier Simon lidiar con Moquegua, Tacna, Polvos Azules, Magaly Medina y Luciana León, se abre un conflicto entre los ministros por algo aparentemente simple como el etiquetado de los productos, para ver cuáles contienen transgénicos y cuáles no. Harta plata y hartos lobbies deben haber detrás de la Ministra Araoz para que se oponga al etiquetado.

* Hernán Garrido Lecca, Rómulo León y José Ignacio López Soria. Aparece más información sobre los lobbies que se armaron detrás de construcciones y supervisiones de hospitales. Más información (para atar cabo) en La República y en Perú21.

* Mario Vargas Llosa diseccionado por Hildebrandt ahora: «Cuando Mario hace cosas como esta [vestirse de califa para una obra de teatro en España], uno se pregunta de qué material tan duro está hecha la huachafería peruana como para que asome de una manera tan triunfal en un personaje culto y cosmopolita como es Vargas Llosa, que ha viajado tanto y ha leído tanto y ha recibido tantos y tan justos homenajes. O es que quizá las cosas no anden por allí, por el lado del buen gusto perdido. Es que tal vez todo esto tenga que ver con el ego insaciable y la vanidad descontrolada que empuja a algunos íntimos de Mario a seguir llamándolo, en privado y entre ellos, “Zeus”.» (El teatro de la comedia, César Hildebrandt). Hildebrandt no entiende que ese es el disfraz de Halloween de nuestro mayor escritor.

Perútags:

Publicado en General

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *